Haz que tu compra sea sostenible

 

Descargue aquí el Recetario (PDF)

 

¿Cuántas veces hemos tirado a la basura los restos de una comida? ¿Cuántas veces hemos tirado productos de nuestra nevera sin ni siquiera probarlos? ¿Cuánto dinero supone este desperdicio alimentario? Según encuestas recientes se estima que desperdiciamos, de media, entre un 10% y un 15% de la comida que entra en nuestro hogar. Esto significa que de cada cinco bolsas llenas de comida, desperdiciamos casi una completa. Ello puede suponernos alrededor de 450 €/año y, en el caso de hogares en los que haya niños, unos 700 €/año.

Los alimentos que acaban yendo a la basura sobre todo son piezas de fruta, verduras, ensaladas, pan, comidas preparadas, carne, pescado y productos lácteos. Cada día se desechan siete millones de rebanadas de pan, más de cinco millones de patatas enteras, cuatro millones de manzanas, cerca de tres millones de tomates….y todo esto cada día.

Los motivos para que esto ocurra son variados, pero principalmente son dos: la falta de planificación a la hora de hacer la compra y el asentamiento de la cultura del usar-tirar, que ha provocado que no valoremos a los alimentos como se merecen.

Otro de los objetivos de este recetario es poder ofrecer unas reglas sencillas por las que guiarte a la hora de hacer la compra habitual. Son reglas básicas que, si las aplicas, podrás comprobar como tu economía del hogar se ve altamente favorecida además de estar ayudando a la prevención en la generación de residuos.

1. Evita productos con envoltorios y empaquetado excesivo. No añaden valor añadido ni seguridad alimentaria a los productos que contienen y generan muchos residuos.

2. Revisa tu nevera antes de salir a comprar, lleva siempre lista de alimentos a adquirir y planifica con antelación que productos comprar. Esto evitará que compres en exceso, que compres alimentos que no necesitas y que los productos se estropeen en tu nevera.

3. Rechaza las bolsas de plástico. Lleva siempre tu carro de la compra o tus propias bolsas de tela reutilizables con lo que evitarás que te carguen el coste de cada bolsa y generarás menos residuo.

4. Compra productos a granel siempre que puedas. Evitarás generar residuos y la calidad de los alimentos es exactamente la misma.

5. Opta por el envase familiar. Los productos en envases familiares siempre son más económicos que los individuales y, además, generarás menos residuos.

6. Consume productos de temporada. Los productos de temporada son más económicos y presentan mejores cualidades.

7. Atento a la caducidad de los productos. La gran mayoría del desperdicio alimentario es provocado por una mala previsión a la hora de comprar productos perecederos.